“Contigo no hay quien pueda”

Navidades 2015 Art en Accio Teatre

Molt contents de compartir amb vosaltres, en un día com avui, un petit obsequi que ens va oferir el nostre estimat Miquel Ribó en el dinar de Nadal que vam gaudir el passat 27 de dessembre amb pràcticament tots els components d’Art en Acció Teatre (I als que no hi vau ser us vam trobar a faltar).

CONTIGO NO HAY QUIEN PUEDA  

Apoyado en una farola, Juanma enciende su segundo cigarrillo. Dura muy poco entre sus labios. Impaciente mira al reloj y en pocos minutos lanza la colilla al suelo, intentando que esta, llegue más lejos que la primera. Lleva más de quince minutos esperando a Mónica cuando ésta aparece en la puerta y, con la misma mano con la que le manda un beso, le hace ademán de que espere un rato más. Antes de que Juanma reaccione, da media vuelta y entra de nuevo en el local de la asociación.

Dentro están Pablo y Lola terminando de ubicar un montón de juguetes que han estado limpiando, verificando y encajando. Están en la recta final. Atrás quedan las tardes empleadas recogiendo por las tiendas del barrio y llevando peticiones a algunas empresas para que colaboren. Es un trabajo que ocupa más tiempo del que en principio esperaban, pero ahora ya solo les quedan dos tardes de reparto.

Voluntarios como Pablo y Lola y la misma Mónica, empezaron hace ya un par de años a colaborar en el proyecto de recogida de alimentos y juguetes para que las familias mas desfavorecidas del barrio, notasen la solidaridad del resto de convecinos.

El primer año fue el más duro, ya que no tenían experiencia en estos menesteres y además encontraron ciertas reticencias. A pesar de ello, y vistos los resultados y la felicidad que proporcionaron, no dudaron en repetir la experiencia al año siguiente.

:_ ¡Vete Mónica, ya lo acabaremos nosotros!, le dijo Lola. ¿No dijiste que vendría Juanma a buscarte?

.-Si así es, asintió Mónica, que añadió bromeando: ¡Espero que no se haya cansado de esperar y se haya marchado!

: _Lo dudaría, Respondió Lola. Se le ve muy coladito

Tras una sonrisa, Mónica acabó con un: Vale chicos, Nos vemos mañana a las cinco.

Dicho esto, Mónica abrió con una mano la puerta, mientras con la otra trataba de ponerse el anorak con cierta dificultad. Juanma recibió el beso con el que le saludó Mónica con bastante frialdad, y le recriminó su tardanza. Mónica siguió- como si no se diera por enterada- explicándole que habían recibido muchas donaciones y que estaba muy contenta por ello. Posiblemente este año necesitarían mas ayudantes para repartir todas estas cajas y si tenían coche propio, mucho mejor….

Aunque Juanma reunía este requisito, no quiso darse por enterado y trató de desviar la conversación.

_ Luis me ha telefoneado, dice que en el multisalas echan la película del Clooney que tú dijiste que querías ver. Creo que podríamos ir los cuatro juntos mañana por la tarde.

.-Imposible, dijo a gran velocidad Mónica. He quedado con Pablo y Lola para ir a repartir. ¿Podrías venir tú también con tu coche y ayudarnos?

No era el mejor día para hacer esta petición a Juanma. No le gustaban los plantones y a decir verdad tampoco le gustaba compartir su novia con proyectos altruistas. ¡Con la cantidad de chicas  que él conocía y se había fijado en la única que disfrutaba regalando su tiempo a los demás! ¡Increíble!

Mónica no se dio por vencida y le comentó con todo lujo de detalles, que nuestra sociedad es muy cruel y margina con mucha facilidad a personas que son como nosotros y que con un poco de ayuda pueden superar sus malos momentos, pero que si por el contrario no encuentran un poco de esperanza, entran en las conocidas espirales de paro, miseria, y quizás delito, adicción o prostitución…, y que esto arrastra también a los hijos de estas familias que como victimas inocentes , acabaran pagando los platos rotos y se perderán la mejor etapa de su vida, etc.…

Juanma seguía pensando que tenía una novia rara. Sí, rara, pero…¡que narices! Si la había escogido era porque quería estar con ella  el mayor tiempo posible. Estaba seguro que a Mónica le encantaría la peli del George Clooney y no entendía que no le importara perdérsela.

.-Ring…..Ring…. Era el móvil de Juanma. Seguro que se trataba de Luis que quería echar planes sobre lo de mañana.

Mónica se encogió de hombros cuando Juanma ,haciendo un último intento, le preguntó:

.-¿Qué le digo?

Mónica lo tenía clarísimo… cuando Juanma finalmente respondió:

.-Luis, mejor lo dejamos para oto día. No me acordaba que había quedado ya en ayudar a Mónica. ¿No te importa, Verdad?

Agarrándolo ,por el cuello, Mónica le dio un beso que casi le tira el móvil al suelo.

Con el semblante ya algo cambiado, Juanma le devolvió el beso y le preguntó a bocajarro.

.-¡Has cenado? Te invito a una pizza. ¿Te apetece?

.-Si claro, Me encantan las de cuatro quesos con mucho roquefort.

Y tú también me gustas, bobo

Miquel Ribo Art en Accio Teatre

 

© Miquel Ribó

 

2s comentaris

Els comentaris estan tancats